introducción

¿Donde van a pescar los pescadores recreativos? ¿Van donde hay más peces o prefieren pescar en las cercanías de su puerto? ¿Hay zonas donde se concentra más la pesca? Y en esas zonas, ¿hay menos peces?

Todas estas preguntas están relacionadas con la distribución en el espacio de los diferentes protagonistas de nuestro sistema de estudio: pescadores, peces y ambiente. Uno de los objetivos del proyecto ROQUER es el de analizar, a nivel espacial, las relaciones entre la presión pesquera, la distribución espacial de la abundancia especies y diferentes variables ambientales, en especial el tipo de fondo.

Dada su proximidad con la capital de la isla, su elevada densidad de puertos deportivos y su facilidad de acceso, la Bahía de Palma ha sido seleccionada para llevar a cabo dichos análisis espaciales a pequeña escala. Además, la zona de estudio se ha limitado hasta los 35-40m de profundidad, ya que es límite en el que crece la Posidonia.

Para poder gestionar toda esta información espacial, visualizarla en forma de mapas y llevar a cabo diferentes análisis, se ha desarrollado una herramienta SIG. La aplicación de los SIG también se ha desarrollado en el proyecto ROQUER para gestionar y analizar toda la información relacionada con la movilidad de los peces, tanto de los trabajo de captura/recaptura como del Acoustic tracking.

Finalmente, se ha creado un servidor cartográfico online que permite acceder a diferentes mapas generados por el proyecto. En la actualidad, parte de la información tiene un acceso restringido al personal investigador, pero en el futuro dicha información podrá ser compartida por todos los usuarios.